Alcoy adapta su oferta turística hacia el medio ambiente y la cultura

La intención es posicionar a la ciudad como destino para todo el año

Alcoy adapta su oferta turística hacia el medio ambiente y la cultura
Exposición del ceramista Vigreyos en el IVAM CADA de Alcoy. | ARCHIVO

Con los deberes hechos, así valoran desde el área de Turismo de Alcoy la atípica campaña de verano que estamos viviendo, marcada por segundo año consecutivo por las restricciones de la Covid-19. Tal y como relata la concejala de Turismo, Lorena Zamorano, se ha realizado un viraje en la estrategia turística respecto a las últimas campañas, con el objetivo de posicionar Alcoy como una destinación para todo el año. “Antes se posicionaban fundamentalmente las fiestas de Moros y Cristianos. Ahora abarcamos más, sin centrarnos exclusivamente en un sólo recurso, por eso intercalamos fiestas con naturaleza, modernismo, navidad, gastronomía…”.

Los dos pilares sobre los que se asienta la estrategia para este 2021 han sido la cultura y el medio ambiente. En el caso del primero, gracias a la designación de Alcoy como capital cultural valenciana, la cual ha promovido la realización de unas 60 acciones culturales (exposiciones, actuaciones musicales…) durante el primer semestre del año. Respecto al medio ambiente, la ciudad quiere potenciar el turismo rural, aprovechando que en tiempos de pandemia hay gente que prefiere la tranquilidad y el sosiego del campo, a la masificación de las playas. Esta tendencia ya se notó en la pasada Semana Santa, cuando los establecimientos hoteleros de nuestras comarcas rozaron la plena ocupación.

Por otra parte, se está experimentando un cambio en la procedencia de los turistas. La llegada de extranjeros ha dejado paso en mayor medida al turismo autonómico. Sin ir más lejos, la pasada Semana Santa hubo un incremento del 30% respecto a 2019 en la llegada de turistas autonómicos. El hecho de que la Comunidad Valenciana se encontrara cerrada perimetralmente en aquellos momentos ayudó sin duda a ese incremento.

La promoción también está siendo distinta a la de otros años, más comedida y centrada fundamentalmente en el territorio autonómico. “Entendemos que no es momento de invertir en grandes campañas de promoción. A causa de la pandemia la gente no está viajando mucho; debemos de ser cautos en los desplazamientos”, argumenta Zamorano.

De cara a la celebración de la Feria Modernista –para finales de septiembre– la concejala espera unas restricciones no tan férreas, que puedan promover una mayor movilidad. Las actividades previstas entre semana parecen aseguradas, toda vez que serán exposiciones y charlas a puerta cerrada, donde será más sencillo controlar el aforo. Por lo que se refiere a la programación de fin de semana –con actos al aire libre más multitudinarios– habrá que esperar a lo que dicte la situación pandémica en septiembre.

TURISMO SEGURO
La coyuntura actual también ha impulsado la necesidad de un turismo seguro, obligando a la administración local a adaptar diferentes infraestructuras. Por ejemplo, en la Oficina de Turismo, el Explora y el Refugio de Cervantes, todo el material y los servicios que se ofrecen están adaptados a través de códigos QR para evitar el contacto físico. Por otra parte, se ha digitalizado el registro de visitas de dichos museos y se ha implantado el cobro por TPV para evitar la manipulación de billetes y monedas. Todas estas prácticas se enmarcan dentro de la Distinción de Buenas Prácticas Avanzadas Covid-19, impulsadas por el Sistema Integral de Calidad Turística en Destino (SICTED).

Send this to a friend