La pena más grande de Jorge Molina

El delantero alcoyano falla el penalti que pudo evitar el descenso del Granada a veinte minutos del final del partido contra el Espanyol

Le pena más grande de Jorge Molina
Jorge Molina, frente al Español.

El fútbol muchas veces es muy cruel y esta vez lo fue con Jorge Molina, uno de los delanteros más queridos del fútbol español, que ayer en el Nuevo Estadio de Los Cármenes vivió su tarde más negra.

El delantero alcoyano falló a veinte minutos del final del partido contra el Espanyol el penalti que pudo mantener al Granada en Primera División. El 23 nazarí cargó con la responsabilidad de lanzarlo, pero quiso ajustarlo tanto que se marchó fuera.

De héroe a villano en pocos segundos. El delantero que lleva camino de batir todos los récords de longevidad en el fútbol español a sus 40 años, no se escondió y en esta ocasión el fútbol no fue justo con Jorge Molina.

El Granada jugará la próxima temporada en Segunda División mientras que Mallorca y Cádiz, seguirán en Primera. Los gaditanos, por cierto, lograron la permanencia con el gol de un viejo conocido de la afición blanquiazul. El hondureño Choco Lozano fue el autor del tanto frente al Alavés con el que lograron la salvación los cadistas.

La otra cara de la moneda

A bastante kilómetros de Granada, mientras Jorge Molina lloraba el descenso, otro alcoyano, de nombre Marcos Abad, entrenador de porteros del histórico Leeds, festejaba la permanencia en la Premier inglesa tras agónica victoria en la última jornada como visitantes.

Send this to a friend