La demolición del Bosco II inicia el camino hacia la unificación

Está previsto que las obras arranquen en dos meses en el marco del Pla Edificant

Las obras para demoler el Bosco II arrancaron el pasado lunes.

El pasado lunes fue un día marcado en rojo para la historia de Cocentaina, ya que comenzaron los trabajos para demoler el actual colegio San Juan Bosco II, paso previo a la construcción del nuevo inmueble que permitirá la unificación de un centro educativo dividido en dos edificios desde hace más de treinta años.

Estas últimas obras arrancarán en el plazo de dos meses y serán posibles gracias al Plan Edificant del Consell, así como al respaldo del Consistorio de la villa condal. “Estamos hablando de una inversión que ronda los seis millones de euros, una de las más importantes de las que se han realizado en nuestro pueblo en los últimos tiempos, y gracias a ellas nuestros escolares tendrán un colegio digno para desarrollar su aprendizaje”, manifestaba la alcaldesa y edil de Educación, Mireia Estepa.

También el ex alcalde de Cocentaina y actual subsecretario de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Rafa Briet, estuvo presente en el inicio del derrumbe del Bosco II y recordó el largo camino recorrido hasta llegar al punto actual. “Han sido años de lucha continua, de reivindicación y al final ha tenido que ser un gobierno socialista el que desde la Generalitat haya hecho posible que este proyecto empiece a ser una realidad”, dijo.

Por su parte, la directora del Bosco, Rosana Soler, informó que el proyecto del nuevo colegio ha sido consensuado entre los técnicos de Conselleria y el mismo centro educativo. “Creemos que la Generalitat Valenciana tendría que cambiar los criterios a la hora de hacer un colegio porque nadie mejor que nosotros sabe las necesidades que tenemos en un centro educativo”, indicó.

Finalmente, el director de la obra, Ximo Valls, ha señalado que con esta intervención “se crearán dos edificios, uno para infantil y otro para primaria, con 18 aulas para clases y otras aulas para música, refuerzo o talleres. También se habilitará un comedor y un trinquete mientras que se aprovechará el actual gimnasio que fue construido a principios de la década del 2000“, detalló.

Recordar que mientras duren las obras, los niños de Bosco II están desarrollando sus clases al Aulario que el Ayuntamiento habilitó en el lugar que ocupaba hasta ahora el Albergue municipal. Este espacio está situado al antiguo IES Padre Arques y junto a las instalaciones de la FPA Beniassent.

Send this to a friend